Ragnarök Parte 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ragnarök Parte 1

Mensaje  Invitado el Vie Ene 18, 2013 8:32 pm

Aquí os pide audiencia vuestro compañero Harald con un texto sobre el Ragnarök.
Por desgracia es muy largo y no lo puedo poner entero así que lo pondré en dos partes.
Hail!!
1
¡Oid! pido a todas las estirpes divinas,
grandes y pequeños, hijos de Heimdall;
me pides, oh Valfödr (Odín), que te refiera
las más viejas historias que yo pueda recordar.

2
Recuerdo a los trolls, los primeros nacidos,
que en un tiempo lejano me dieron la vida;
nueve mundos recuerdo y nueve ramas,
y el gran árbol del mundo, aún bajo tierra.

3
Fue en los primeros tiempos cuando Ymir vivió;
no había ni arena ni mar, ni las frías olas,
tierra no había, ni el alto cielo,
sólo el vacío abismo, tampoco había hierba.

4
Mas los hijos de Bur formaron la tierra,
aquellos que crearon el famoso Midgard;
brilló el sol desde el sur sobre el palacio,
y surgió en la tierra la verde hierba.

5
Desde el sur lanzó el sol, compañero de la luna,
su mano derecha al confín del cielo; no
sabía el sol dónde estaban sus salas,
no sabían las estrellas dónde tenían su lugar,
no sabía la luna cuál era su poder.

6
Se reunieron los dioses, todos, en asamblea,
y tomaron consejo los sagrados dioses;
la luna llena y la nueva ellos designaron,
nombraron la mañana, también el mediodía,
la tarde y la noche, para contar los años.

7
Se encontraron los dioses en los campos de Ídi,
ellos construyeron grandes templos, y altares,
hicieron las fraguas, forjaron las joyas,
fraguaron tenazas, hicieron herramientas.

8
Jugaban en sus patios, y estaban alegres,
no les faltaba en absoluto el oro
hasta que vinieron tres doncellas gigantes,
todas ellas odiosas, desde el Jötunheim.

9
Se reunieron los dioses, todos, en asamblea,
y tomaron consejo, los sagrados dioses,
quién habría de crear la estirpe de los gnomos
con la sangre de Brimir y los huesos de Blámi.

10
Allí estaba Mótsognir, quien era el mayor
de todos los gnomos, y el segundo era Durinn;
con figura humana crearon de la tierra
a muchos enanos, así dice Durinn.

11
Nýi y Nidi, Nordri y Sudri,
Austri y Vestri, Althjóf, Dvalin
Bivör, Bávör, Bömnbur, Nóri,
Án y Ánar, Ái, Mjödvitnir,

12
Veig y Gandálf, Vindálf, Thráin,
Thekk y Thorin, Thrór, Vitr y Litr,
Nár y Nyrád —y hablo en verdad—
Regin y Rádsvin, de los enanos.

13
Fíli, Kíli, Fundinn, Náli.
Hepti, Víli, Hanar, Svíor,
Frár, Hornbori, Fraeg y Lóni,
Aurvang, Jari, Eikinskjaldi.

14
Es hora de enumerar para los hombres los
gnomos del séquito de Dvalin, hasta Lofar,
los que visitaron desde el palacio
la mansión de Aurvangir hasta Jöruvellir.

15
Allí estaba Draupnir y Dolgthrasir,
Hár, Haugspori, Hlévang, Glói,
Skirvir, Virvir, Skafid, Ái.

16
Álf e Yngvi, Eikinskjaldi,
Fjalar y Frostri, Finn y Ginnar;
se habrán de acrecentar, mientras perdure el tiempo,
los descendientes del enano Lofar.

17
Hasta que al mundo llegaron tres
de la hueste divina, propicios, potentes,
y en la tierra hallaron, carentes de fuerza,
a Ask y Embla, aún sin destino.

18
Vida no tenían, no poseían juicio,
ni sangre ni voz, ni color de vida;
vida les dio Odín, juicio les dio Haenir,
sangre les dio Lódur, y color de vida.

19
Sé de un fresno que se alza, se llama Yggdrassil,
árbol alto, bañado de blanca humedad;
de él baja el rocío que cae en los valles;
se alza en la verde fuente de Urd.

20
De allí vienen doncellas de gran sabiduría,
son tres, desde el mar que manda del árbol;
Urd se llama una, Verdandi la otra,
—en ramas graban letras—, Skuld es la tercera;
las leyes hacían, elegían las vidas de todos los hombres, el futuro predicen.

21
Recuerda el gran combate, el primero del mundo,
cuando a Gullveig traspasaron con lanzas,
y en la mansión de Hár la quemaron;
tres veces la quemaron, tres veces renació,
de nuevo, sin cesar, y aún sigue viviendo.

22
Heid la llamaban allí donde iba,
la sabia adivina, hacía conjuros,
hacía magia siempre, hacía magia en trance,
era siempre el deleite de las mujeres viles.

23
Se reunieron los dioses, todos, en asamblea,
y tomaron consejo los sagrados dioses;
si debían los Ases pagar tributo o debían los
dioses exigir compensación.

24
Arrojó Odín un venablo a la hueste,
fue el gran combate primero en el mundo;
roto quedó el muro del fortín de los Ases,
con sus artes, los Vanes dominaron el campo.

25
Se reunieron los dioses, todos, en asamblea,
y tomaron consejo los sagrados dioses:
¿quién mezcló veneno en el aire todo,
o a la estirpe de trolls prometió la esposa de Odd?

26
Sólo Thor luchó allí con furor terrible,
nunca reposa cuando ve estas cosas;
se han roto juramentos, palabras y promesas,
los firmes acuerdos que entre ellos había.

27
Sabe que está el cuerno de Heimdall silencioso
bajo el árbol sagrado habituado a la luz;
ve caer el agua en la lodosa cascada de la prenda de Odín.
¿Sabéis aún más, o qué?

28
Sentada estaba sola cuando vino el anciano
príncipe de los Ases y la miró a los ojos.
¿Qué me preguntáis? ¿Por qué me tentáis?
Lo sé todo, Odín: dónde ocultaste tu ojo,
allá en la famosa fuente de Mímir;
Mímir bebe hidromiel cada mañana de la prenda de Valfödr.
¿Sabéis aún más, o qué?

29
A ella le dio Herfödr anillos y collares,
sabia magia y clarividencia,
veía aquí y allá, todos los mundos.

30
Ella vio Valquirias llegadas de lejos,
prestas a cabalgar al hogar de los dioses;
Skuld blandía el escudo, y otra era Skögul,
Gunn, Hild, Göndul y Geirskögul;
ahora he citado las esposas de Herjan,
prestas a cabalgar, las Valquirias, en el llano.

31
Vi a Baldr, dios ensangrentado,
al hijo de Odín, predicho ya el destino;
se alzaba, crecida, más alta que los campos,
—delgada y muy bella— la rama de muérdago.

32
De aquella planta de enjuto aspecto
salió el pérfido dardo, y Hödr lo lanzó;
el hermano de Baldr nació demasiado pronto
tenía el hijo de Odín sólo una noche de edad.

33
Nunca se lavó las manos ni se peinó la cabeza
hasta ver en la pira al enemigo de Baldr.
Pero Frigg lloró en Fensalirel, el dolor del Valhalla.
¿Sabéis aún más, o qué?

34
Con las tripas de Váli trenzó ligaduras,
eran recias y fuertes.

35
Le vio yacer atado bajo el Hveralund;
su aspecto, engañoso, se parecía a Loki;
allí está Sigyn, mas poco gozosa de ver a su esposo.
¿Sabéis aún más, o qué?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.